Krautrock - Rock Alemán (2da parte)

19 de febrero de 2013
Karlheinz Stockhausen
El pilar de la revolución sónica germánica es Karlheinz Stockhausen, que logra el vinculo música-máquina, explora el espacio sonoro y ya se había convertido en uno de los gurús del vanguardismo musical a comienzos de los setenta. Stockhausen fué el padre de la música electrónica, el dodecafonismo, los sonidos aleatorios, repetitivos, monocordes y experimentales. Introducido en círculos de vanguardia alemanes y franceses, fué influenciado por Pierre Boulez y ya en los años cincuenta inició sus trabajos en este campo para surgir en los años sesenta como la primera personalidad del mismo. Él mismo grabará un álbum para el mercado rockero, Ceylon/Birds of Passage (1976). Polémico y discutido, ha compuesto cerca de 300 obras hasta comienzos del siglo XXI. Ex pupilos suyos, como Holger Czukay, músico de Can, triunfarán en todo el mundo en los setenta.


Tangerine Dream "Stratosfear" 1976
En los dos primeros años de asentamiento y expansión del rock alemán se editaron más de 500 LP's en Alemania. Los veinte o treinta más populares pronto verían su internacionalización. Con ella y en pocos años, la industria fagocitaría a la mayor parte y solo unos pocos perdurarían al paso de la moda. El rock alemán terminó anglosajonizándose y perdiendo su identidad, aunque la música electrónica no dejó de ser un sello característico y personal en los ochenta o los noventa. Los más longevos han sido Tangerine Dream, grupo liderado por Edgar Froese, que sigue activo al llegar el siglo XXI. En su mejor etapa era un trío. Algunos de sus mejores trabajos fueron Alpha Centaury (1971), Zeit (1972), Atem (1973), Phaedra (1974), Rubycon (1975), Ricochet (en vivo, 1975), Stratosfear (1976), y también álbumes de Froese solo, Aqua (1974) o Epsilson in Malaysian Pale (1975). Desde fines de los ochenta, con continuos cambios en la formación y ya asentados en Estados Unidos, sin variar de rumbo su música electrónica, tendrán una carrera como autores  de bandas sonoras (Sorcerer, Shy People, Three O'clock High, Miracle Mile, The Man Inside, Risky Business, Legend, etc.), mientras Froese mantiene en alza la discografía del grupo álbum tras álbum. También perdurables pero en otro sentido fueron Kraftwerk (en castellano, central eléctrica), Con un enorme peso específico de sus Lp's Kraftwerk (1970), II (1971), Autobhan (1974), Radio-Activity (1975), Trans-european Express (1977) y The Man Machine (1978) en los años setenta. Sintetizadores, repeticiones sónicas, el grupo vestido de uniforme, casi con estética seudonazi, fueron la esencia del cuarteto y su principal influencia. Después la historia los convertirá en el gran referente de la música electrónica, auténticos padres del estilo más innovador y sus muchas ramificaciones.

Can "Tago Mago" 1971
Los otros dos grandes grupos del rock alemán en los años setenta fueron Can y Amon Düül II, Los primeros se movieron entre las teorías de Stockhausen y la praxis ambiental de John Cage, con un estilo abrupto y original, especialmente reflejado en sus tres primeros álbumes, Monster Movie (1969), Tago Mago (1971) y Ege Bamyasi (1972). Luego triunfaron con Future Days (1973) y Soon Over Babaluma (1974) para declinar hasta fines de los setenta. Los segundos se iniciaron antes, fueron parte de una comuna de la que se escindieron, de ahí el II de su nombre. Con Phallus Dei (1969) y Yeti (1970) se dieron a conocer en Alemania, pero sus discos más internacionales fueron Carnival in Babylon (1972), Live in London (1973) y Vive la Trance (1974). Junto a Can y Amon Düül, hay que citar a Klaus Schulze, la figura individual más importante, creador de música cósmica y experimentador constante a los largo de tres décadas. Klaus tocó con Tangerine dream y Ash Ra Tempel antes de continuar solo. Sus dos álbumes más conocidos fueron Timewind (1975) y Moondawn (1976).


Por detrás hay un gran número de grupos y nombres. Passport, con Klaus Doldinger al saxo, fué el más jazzístico e internacional, con una discografía de alto nivel y obras perfectas (Cross-Collateral (1975), Infinity Machine (1976), Iguacu (1976), etc.) Le siguen al máximo nivel Faust y Neu!, y tras ellos Triumvirat, Ashra, Guru Guru, Embryo, Popol VuhEmergency, Kraan, Floh de Cologne, Cluster, Agitation Free, Birth Control, etc.


Extraído de:
SIERRA I FABRA, Jordi: La Era Rock (1953-2003). EspañaEditorial Espasa Calpe, 2003.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada